Saltar al contenido

Diagramas

Qué es el diagrama de Pareto

El diagrama de Pareto, también llamado curva cerrada o Distribución A-B-C, es una gráfica que nos permite separar los problemas más relevantes de aquellos que no tienen importancia al ordenarlos de forma descendente, de izquierda a derecha y separados por barras. De modo que se pueda asignar un orden de prioridades. El diagrama permite mostrar gráficamente el principio de Pareto que a nivel general dice así: El 20% de las causas genera el 80% de las consecuencias, es decir, que hay muchos problemas sin importancia frente a unos pocos muy importantes.

Mediante la gráfica colocamos los “pocos muy importantes o vitales” a la izquierda y los “muchos sin importancia o triviales” a la derecha. El diagrama facilita el estudio de las fallas en las industrias o empresas comerciales, también puede emplearse en fenómenos sociales o naturales, psicosomáticos entre otros.

El principal uso que tiene el elaborar este tipo de diagrama es para poder establecer un orden de prioridades al permitir identificar visualmente en una sola revisión tales minorías de características vitales a las que es importante prestar atención y de esta manera utilizar todos los recursos necesarios para llevar a cabo una acción correctiva sin malgastar esfuerzos.

Antes de proseguir desarrollando el tema consideramos importante aclarar la definición de algunos términos estadísticos:

  • Frecuencia: número de veces que se repite una causa
  • Frecuencia acumulada: es la suma de las frecuencias anteriores incluyendo la frecuencia de la causa que se analiza.
  • Porcentaje: número de veces que se repite una causa entre el número total de situaciones.
  • Porcentaje acumulado: es exactamente lo mismo que la frecuencia acumulada, solo que esta vez hacemos la suma acumulada de porcentaje

¿Cómo hacer el diagrama de Pareto?

  1. Determina la situación problemática ¿Existe un problema? ¿Cuál es?
  2. Determina los problemas (posibles causas) en torno a la situación problemática, incluyendo el período de tiempo.
  3. Recolecta datos: comienza a recolectar los datos. Tomando en cuenta la naturaleza del problema recuerda que las unidades deben ser las mismas, en un periodo de tiempo determinado.
  4. Ordena de mayor a menor: Ordenamos de mayor a menor las causas con base en los datos que recolectamos y su medida esto nos permitirá clasificar los problemas triviales y los importantes.
  5. Realiza los cálculos: A partir de los datos ordenados, calculamos el acumulado, el porcentaje y el porcentaje acumulado.
  6. Graficamos las causas: El eje X lo destinamos a colocar las causas. Vamos a usar eje Y izquierdo y eje Y derecho. El izquierdo es para la frecuencia de cada causa, lo usamos para dibujarlas con barras verticales.
  7. Graficamos la curva acumulada: El eje Y derecho es para el porcentaje acumulado, por lo tanto va desde 0 hasta 100%. Lo usamos para dibujar la curva acumulada.
  8. Analizamos el diagrama de Pareto, los problemas pequeños y fáciles de resolver deben resolverse a la par de los problemas más grandes.

¿Para qué se usa un diagrama de Pareto?

Las gráficas de Pareto son especialmente valiosas para demostrar qué progreso se ha logrado. Entorno a una situación o problema.

  • Para analizar las causas
  • Para estudiar los resultados
  • Para planear una mejora continua.